CELEBRACIÓN DE LA COSECHA — Pbro. Daniel de los Reyes V.

…para que el que siembra goce juntamente con el que siega (Juan 4:36).

[dropcap]M[/dropcap]antenemos la expectativa de celebrar la cosecha luego de sembrar de manera intensa, activa y permanente, alcanzando los propósitos de Dios en nuestra vida y ministerio. Tener logros en la mano y sentir que son insuficientes, es la oportunidad de convertirlos en semilla y cosecharlos, y volverlos a sembrar hasta alcanzar la medida de cosecha que deseamos celebrar. Esta verdad se mantiene vigente para todos los que de tiempo en tiempo han hecho lo que se les ha mandado hacer. Por consiguiente la celebración de la cosecha llega cuando:

  1. Hemos discernido los tiempos de Dios para cumplir los ciclos de siembra y actuamos en consecuencia de lo que creemos, acabando la obra que se nos encomendó. Los campos ya están listos. Mucho se discute entre cronos y kairos. Somos nosotros los responsables de entender los tiempos y los ciclos de romper, preparar, regar, sembrar, cuidar y cosechar la tierra; si los campos están blancos nosotros debemos anticiparnos a la celebración, ¡cosechando ya!
  2. Hemos implementado la visión de Dios para que se plasme su voluntad …alzad vuestros ojos y mirad los campos… Se necesita lograr el enfoque. Podemos ser líderes visionarios mirando más allá de nosotros para actuar de acuerdo a su voluntad.
  3. Hemos entendido que la recompensa mayor es la espiritual y es eterna …el que siega recibe salario, y recoge fruto para vida eterna… Recibir salario es realización material. No es que seamos ramplones, pero su bendición se puede ver plenamente en nosotros cuando sus propósitos se cumplen. Recoger fruto es cosecha, la trascendencia es espiritual y eterna. La generosidad del dar es culto a Dios y sus implicaciones permanecen en todas las áreas de la vida.
  4. Hemos sido fieles en mantener la comunión con los colaboradores …goce juntamente… La cosecha produce gozo. El gozo es del equipo, no se coma la enchilada solo; compártala porque el conjunto lo forman todos los apoyadores.
  5. Hemos reconocido que sólo somos enviados y que la obra y la gloria son de Dios Yo os he enviado… Todo es producto de la acción divina. Al reconocernos como enviados no vamos en nuestro propio nombre. Quien nos respalda es mayor que nosotros y hará grandes cosas.

alcamGeneralidades para la campaña de mayordomía 2012

  1. La mayoría de las iglesias sufren maratónicas batallas para alcanzar a cubrir sus presupuestos financieros, por lo mismo, muchas veces a penas logran mantener el templo, sostener gastos de servicio y al pastor hasta donde se puede. Con mucha dificultad se pueden tener proyectos adicionales o especiales, sencillamente porque se carece de las finanzas suficientes.
  2. Nunca debemos tener temor de hablar de finanzas, así asistan nuevos convertidos, debemos guiar a la iglesia siempre por el sendero de la mayordomía fiel, para eso es importante enfatizar el compromiso de mayordomo que celebra la cosecha, como producto del cumplimiento leal de los principios que nos han sido enseñados por generaciones.
  3. Durante la campaña de mayordomía la iglesia celebra una serie de reuniones en las cuales comunican el plan o programa que se procura llevar a cabo. Por medio de planes, predicaciones, testimonios, motivaciones, las cuales deberán informar, involucrar y animar a los creyentes a participar, estimulándoles a ejercer su fe.
  4. Inicie previamente con una campaña de oración usando el lema: CELEBRANDO LA COSECHA edición 2012.
  5. Elija la fecha más apropiada a la idiosincrasia de la zona en donde vive.
  6. Determine si será una semana, 40 días o los domingos del mes apropiado.
  7. Seleccione adecuadamente los predicadores.
  8. Consiga afiches, libros, folletos, llaveros, playeras, carteles e incluso haga uso de la tecnología de media digital para que las imágenes luminosas adornen la celebración.
  9. Elabore una lista de coros a modo de la campaña.
  10. Establezca metas a lograr y proyectos a realizar como resultado de la campaña.
  11. Desarrolle jornadas asistenciales en su comunidad como parte de la celebración de la cosecha.
  12. Oficie sacramentos y ceremonias durante la campaña haciendo énfasis de la celebración.
  13. Adornen el templo con motivos alusivos a la temática.
  14. Manténgase orando, ¡la cosecha viene!
  15. Involucre a los grupos, células, ministerios, departamentos y sociedades según sea el modelo de su iglesia local.
  16. Organice la feria de la mayordomía, un día en que la gente podrá comprometerse con los proyectos más importantes de la iglesia.
  17. Realice un banquete de la celebración de la cosecha edición 2012.
  18. Rentabilice todas las ideas que lleguen para esta gran celebración de la cosecha edición 2012.

Declaración de compromiso

Es indispensable redactar una declaración de compromiso a través de la cual manifestamos nuestra disposición a celebrar la cosecha en armonía con la palabra de Dios enfatizando los principios de generosidad, fidelidad y compromiso con la obra de Dios. Se reparten copias de la declaración de compromiso en las cuales los creyentes podrán anotar nombre, firma y fecha, animándoles a depositarla en el altar públicamente.

reloNo se debe presionar a la gente, se le debe motivar explicándole que la mayordomía es una bendición y privilegio, no una carga. El cumplimiento de su compromiso será sumamente personal y ha de confiar en Dios para que pueda logarlo. Es recomendable sacar copia de la declaración de compromiso firmada para entregársela al creyente mediante visita pastoral, para que la coloque en un lugar visible, el cual le resultará en un recordatorio permanente.

Los principios generales que el creyente debe comprender para que funcione la declaración de compromiso, son:

  1. Haga su compromiso con Dios, no con los hombres, porque se debe a Dios.
  2. Lo que promete es una de sus participaciones para el desarrollo total de la obra de Dios.
  3. Debe confiar en Dios que él le ayude a cumplir íntegramente su propósito.
  4. Espere una visita pastoral en la cual recibirá copia de su declaración firmada para que recuerde siempre su compromiso con Dios.
  5. Nadie le hará recordar personalmente lo que ha prometido, ni le obligará a cumplir.
  6. Usará su propia declaración recordando continuamente orar y dar para la obra del Señor.
  7. Recogerá y usará los sobres que se reparten en la iglesia de manera acostumbrada.
  8. Se gozará en el privilegio de dar para el avance de la obra de Dios.
  9. Dependerá del Señor para cumplir su promesa, sin que dicha dependencia sea una licencia para no hacerlo.

Aunque la mayordomía es integral y hemos sido enseñados de tiempo en tiempo acerca de todos los temas que se abarcan es importante recalcar que la campaña tiene un énfasis en el aspecto financiero. Para no cantar mal el son que se necesita y al buen entendedor le quede claro que el dinero es de Dios y para su obra, será oportuno apuntar correctamente hacia los proyectos que traemos en mano para que la obra siga adelante y podamos llegar a esta celebración de la cosecha edición 2012 con todos a bordo y a tiempo. ¡En buena hora! ¡Bendiciones!

visic3b3n-al-futuroSugerencias para una mayordomía feliz

  1. No se aísle de los programas de la iglesia.
  2. Asóciese con gente comprometida con la mayordomía fiel.
  3. Practique la generosidad, animar a otros no ayuda lo suficiente.
  4. Despida cualquier pensamiento negativo en contra de la generosidad.
  5. Confíe en las promesas de la Escritura.
  6. Busque el consejo de su pastor.
  7. Ejerza la alabanza y acción de gracias en verdad.
  8. Ayude a otros, siempre que pueda.
  9. Recuerde que sus necesidades le avisan que Dios quiere bendecirle.
  10. Produzca el fruto del Espíritu siempre.

El cristiano el dinero y la avaricia (Hebreos 13:5).

  1. Cristo se hizo pobre para enriquecernos a nosotros.
  2. Él levanta del polvo al pobre.
  3. Noventa son más que diez. Cuando diezmas te alcanza. Antes de conocer a Cristo se desperdiciaba el dinero, ahora en él prosperamos al ser fieles mayordomos; diezmando.
  4. ¿Vivir para hacer dinero? Sean vuestras costumbres sin avaricia. Crear fuentes de trabajo.
  5. La vida es más que bienes, Sin avaricia, contentos…
  6. Somos mayordomos del presente, lo que tenéis ahora.
  7. Viviendo por fe, No te desampararé, ni te dejaré.

Las marcas de un verdadero mayordomo cristiano son:

  1. Estabilidad y firmeza bíblica en su teología. Dogmas de fe.
  2. Pulcritud en todo lo que le rodea. Limpieza.
  3. Adorador juicioso en espíritu. Culto racional.
  4. Respetuoso y transparente en las finanzas. Mayordomo.

Los dos bandos de la riqueza

En todo grupo existen casi siempre dos bandos de personas. Los que diligentemente quieren enriquecerse y los que procuran indigentemente la pobreza. ¿Es pecado tener dinero? Algunos piensan:

  • Que las riquezas son malas. –
  • El rico con lujos en la tierra, pero luego a fuego lento en el infierno.
  • – Lázaro con pobreza, hambre, llagas y perros lamiéndole en la tierra, pero luego, en el paraíso.
  • – El joven rico que rechazó a Jesús.
  • – Nadie pude servir a dos señores. – (Santiago 5:1-3).
  • En respuesta a lo anterior otros arguyen: – Génesis 13:2 dice que Abraham era riquísimo en ganado, oro y plata.
  • – Isaac, Jacob y José, también.
  • – Zaqueo, otro ejemplo. – Manahem, su cercanía al reino.
  • – Filemón, probablemente, un gran empresario del cacao y el café.

Con base en lo anterior es necesario precisar:

  • – (Proverbios 10:22). La bendición del Señor enriquece…
  • – (1 Timoteo 6:9, 10). Cuidado con el amor al dinero.
  • – (Marcos 4:18, 19). Cuidado cuando la virtud del trabajo se volca en esclavitud, impidiendo servir a Dios.
  • – (Santiago 5:4, 5). Cuidado con explotar a los trabajadores sin darle pago justo.
  • – (Proverbios 20:21). Cuidado con tratar de enriquecernos mágicamente.
  • – (1 Timoteo 5:8). Cuidado con no proveer para los de casa.

sillaActitudes bíblicas hacia el dinero

  1. El trabajo: La generación de la riqueza se da por la mano trabajadora y la mente emprendedora. Es bendición antes que maldición. La base de la generosidad viene de quien reconoce que todo es de Dios. El cuidar de los desórdenes de la pobreza aumentará nuestra espiritualidad. ¿Cuáles son los desórdenes de la pobreza? La avaricia, la vanidad, la negligencia, la ociosidad y la dependencia indigente.
  2. La honestidad: La integridad pone la salud del alma, antes que los intereses materiales. Desarrollar la ética cristiana en cuanto a rendimiento y horarios en la empresa. La mentira, el engaño y la falsificación producen ganancia momentánea, pero a largo plazo subemplean, desemplean y desintegran.
  3. Las prioridades: Puestas en orden bíblico, primero Dios y todo lo demás después. Las personas son más importantes que las cosas. Hacer una lista de prioridad en las necesidades desplazando los deseos evitará caer en la ruina.
  4. La sabiduría: La inteligencia aplicada en orar antes de invertir, gastar o comprar. Solicitar consejo de los que saben nos ayudará a ser precavidos. El control está en la mente del administrador, el despilfarrador siempre se endeuda.

Perdón por la explicación tan detallada, pero quise dejarles esta gaceta para que les sea útil en la celebración de la campaña, después de todo queremos que este documento sea una herramienta que bendiga a la gente de nuestras iglesias y que sus familias prosperen de manera que la realidad de la vigencia de la bendición de Dios en nuestras vidas salte a la vista

Fuente: aviva 2012 – 003f

Comentarios

Comentarios