EL MODELO PARA LOS PADRES – un sermón y poderoso mensaje

Mateo 6:9-13

Vosotros, pues, oraréis así: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre.10 Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra.11 El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy.12 Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores.13 Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal; porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por todos los siglos. Amén.

Introducción

Algunas personas tienen un concepto equivocado de Dios como padre, porque les tocó vivir una experiencia desagradable con su padre terrenal. Una idea común en algunas personas es que Dios es como un padre enojón, que siempre está listo para castigar al que se porta mal. Con frecuencia se amenaza a los niños, diciéndoles “te va a castigar “diosito”. Nada más alejado de la realidad. Dios es un padre amante que tiene interés en cada ser humano. Dios no es el gran ausente, sino que él está en cada uno de los que le buscan con todo el corazón.

Padre en arameo es “abba”, se refiere a las relaciones personales íntimas dentro de un hogar judío. Cuando un niño pronunciaba la palabra “abba”, era una expresión de una confianza íntima y cariñosa que se puede traducir en “papi o papito”. En la oración del Padre nuestro encontramos doce lecciones de como Dios se presenta como un modelo para los padres en todas las generaciones:

1. “Vosotros pues, orareis así” – Un padre que ora.

2. “Padre nuestro” – no hay exclusivismo. No debe haber hijos preferidos. Todos los hijos merecen el mismo trato. “Nuestro” habla de familia, de comunidad.

3. Que estas en los cielos – El padre siempre presente. La inmanencia significa que Dios está cercano y activo.

4. “Santificado sea tu nombre” honrado y respetado” o “puesto en alta estima.” Un padre que es puesto en alta estima por sus hijos. La trascendencia de Dios.

5. “Venga tu reino” El anhelo de una realidad presente. Cuando los hijos no huyen de su padre sino que anhelan su presencia y cercanía.

6. “Hágase tu voluntad”. La autoridad paterna. Cuando los hijos respetan a su padre.

7. “El pan nuestro de cada día”. Un padre proveedor. Porque el que no provee para los suyos es peor que un incrédulo y ha negado la fe (1 Ti. 5:8).

8. “En el cielo como en la tierra”. Cuando los hijos obedecen en presencia o en ausencia de sus padres. Honrando a los padres aunque no estén presentes.

9. “Perdónanos” – Un padre perdonador.

10. “No nos dejes caer en la tentación” – Un padre precavido.

11. “Líbranos del mal” – Un padre protector.

12. “Porque tuyo es el reino, el poder y la gloria” – Reconocimiento al padre.

Conclusión
Dios es el mejor modelo para los padres. Que los padres que conocemos a Cristo podamos aprender y aplicar de la paternidad divina. El profeta describe a Dios con características de un padre amante y alegre que está interesado en cada uno de los que confían en él: “Jehová está en medio de ti, poderoso, él salvará; se gozará sobre ti con alegría, callará de amor, se regocijará sobre ti con cánticos” (Sof. 3:17).

fuente: fanpage del Pastor

Comentarios

Comentarios