ESTACIÓN DE LA INMINENCIA — Pbro. Daniel de los Reyes V.

San Mateo 2:1:12

La visita de los magos

 Cuando Jesús nació en Belén de Judea en días del rey Herodes, vinieron del oriente a Jerusalén unos magos, diciendo: ¿Dónde está el rey de los judíos, que ha nacido? Porque su estrella hemos visto en el oriente, y venimos a adorarle. Oyendo esto, el rey Herodes se turbó, y toda Jerusalén con él. Y convocados todos los principales sacerdotes, y los escribas del pueblo, les preguntó dónde había de nacer el Cristo. Ellos le dijeron: En Belén de Judea; porque así está escrito por el profeta: Y tú, Belén, de la tierra de Judá, No eres la más pequeña entre los príncipes de Judá;Porque de ti saldrá un guiador,Que apacentará a mi pueblo Israel. Entonces Herodes, llamando en secreto a los magos, indagó de ellos diligentemente el tiempo de la aparición de la estrella;y enviándolos a Belén, dijo: Id allá y averiguad con diligencia acerca del niño; y cuando le halléis, hacédmelo saber, para que yo también vaya y le adore.Ellos, habiendo oído al rey, se fueron; y he aquí la estrella que habían visto en el oriente iba delante de ellos, hasta que llegando, se detuvo sobre donde estaba el niño. 10 Y al ver la estrella, se regocijaron con muy grande gozo. 11 Y al entrar en la casa, vieron al niño con su madre María, y postrándose, lo adoraron; y abriendo sus tesoros, le ofrecieron presentes: oro, incienso y mirra. 12 Pero siendo avisados por revelación en sueños que no volviesen a Herodes, regresaron a su tierra por otro camino.

     Para muchos la estación litúrgica es de adviento. Solo como herramienta didáctica para la reflexión tomamos prestado el concepto de la inminencia. Se aplica al arrebatamiento de la iglesia para lo cual no hay más señal que esperar solo el hecho mismo, dicho así: Inminencia es la calidad o condición de estar a punto de ocurrir.

Para muchos el término es más teológico que bíblico. ¿Cómo conecta el concepto con la celebración mundial de este día? En el capítulo dos de Mateo se narra la visita de unos magos de oriente que sorprendieron a todos buscando al recién nacido rey de los judíos. Todos sabían que vendría, pero vivía como si nunca fuese a venir. Eso le ocurre hoy a la doctrina de la inminencia. Muchos viven en la estación litúrgica de adviento como si el rey no fuese a venir en realidad.

I – LOS MAGOS, ¿son sabios o profetas?

Casi todas las versiones coinciden en que son sabios en vez de magos. Aunque del oriente venían magos y reyes. La verdad, es que esta visita revela la grandeza del agasajado. Preguntaron por el rey que ha nacido como protocolo diplomático antes de entrar a la zona de hangares exclusivos. Todas las religiones del mundo cuando se estudian antropológicamente muestran que celebran el nacimiento de su fundador. Esto es importante para la fe, la historia y la liturgia.

Sus nombres no están en la biblia aunque la tradición ha decidido ponerles hasta color,  regalo personalizado e incluso tipo de camello y caballo acorde a su raza y origen étnico. Ni Lucas, ni Marcos, ni Juan los mencionan. Solo Mateo empeñado en su analogía del éxodo Mosaico va a imprimir todos los elementos que asemejen la nueva realidad nacional.

El otro aporte es el profético. Por el cumplimiento de las promesas de Dios a ese momento y el desencadenamiento que iba a provocar lo que se dio en las próximas cuatro décadas, a partir del ministerio de Jesús y el surgimiento social de la iglesia.

II- LAS SORPRESAS.

Para las fiestas todos envuelven los regalos pensando que nadie sepa que llevan, hay ocasiones en que el público pide se abran al momento, otros los acumulan para el final y hasta sobra quien espera la soledad de la casa para hacerlo. Algunos hasta guardan el regalo en un pequeño recipiente y le añaden varias cajas de mayor tamaño para que al recibirlo el agasajado descubra cual cofre del tesoro cada embalaje hasta que llegue al ansiado presente.

De estos tiempos mi padre, Don Alfonso de los Reyes, decía: los regalos deben recordarnos que un día Dios nos dio el mejor regalo en la vida de su hijo.

  1. VISITAS SORPRESAS. Según Mateo 2:1. Cuando Jesús nació en Belén de Judea en días del rey Herodes, vinieron del oriente a Jerusalén unos magos.
  2. PREGUNTA SORPRESA. La pregunta de los magos ¿Dónde está el rey de los judíos, que ha nacido? Mateo 2:2
  3. LA ESTRELLA SORPRESA. La estrella vista en el oriente. Mateo 2:2
  4. LA DECLARACIÓN SORPRESA. Venimos a adorarle. Mateo 2:2.
  5. EL REY SORPRENDIDO. El rey Herodes se turbó Mateo 2:3
  6. EL CONCLAVE SORPRESA. Convocados todos los principales sacerdotes y los escribas del pueblo. Mateo 2:4.
  7. EL LUGAR SORPRESA. No era la capital del reino. Mateo 2:5,6.
  8. LOS REGALOS SORPRESAS. Mateo 2:11.
  9. EL SUEÑO SORPRESA. Fueron avisados en revelación por sueños. Mateo 2:12.
  10. EL RETORNO SORPRESA. Regresaron a su tierra por otro camino. Mateo 2:12. Es como un cambio de itinerario de última hora que le asignaron en el aeropuerto.

III.  LA ESTRELLA Y SUS MOMENTOS.

Aunque los astrónomos y estudiosos del tema no encuentran la estrella, la revelación nos muestra la realidad única que guió a tan distinguidos personajes para dar con el niño. No se trata de estudiar los astros para descubrir una alineación, se trata de ver que Dios movió el cielo para redimir al hombre.

Mientras Mateo lo introduce con la estrella, Marcos entra de lleno en su ministerio, Lucas lo muestra con las huestes angelicales y los pastores camino a Belén, Juan lo hace descender como el verbo encarnado del cual sin más escenario y solo de él: Vimos su gloria como del unigénito del Padre, lleno de gracia y verdad.

  1. LA ESTRELLA FUE VISTA EN EL ORIENTE. Mateo 2:2. Desde donde ellos vinieran, la estrella podía observarse.
  2. EL TIEMPO DE LA ESTRELLA. Mateo 2:7. Herodes y toda su descendencia sufren con la fecha. Que si es el 25 que si es otro mes, que si la biblia no afirma. Que si la fecha importa o no. El verbo se encarnó en el tiempo y en el espacio, es histórico.
  3. LA ESTRELLA IBA DELANTE DE ELLOS ENTRE JERUSALEN Y BELEN. Mateo 2:9. El rumbo está definido.
  4. AL VER LA ESTRELLA SE REGOCIJARON CON MUY GRANDE GOZO. Mateo 2:10. El producto del evangelio es la vida transformada por el poder del gozo de su presencia.

IV EL NIÑO.

El signo imponderable del evento es el Niño. Todo fue hecho por él y para él. Hemos de entender que su presencia en la tierra es el cumplimiento de las promesas de Dios contra todos los pronósticos del diablo, el mundo y sus excesos.

  1. Es el rey que ha nacido. 2:2.
  2. Su estrella es visible. 2:2
  3. Es digno de adoración. 2:2
  4. Es Cristo. 2:4
  5. Tiene denominación de origen en la tierra. 2:5,6. vino en carne.
  6. Es un niño en toda la extensión de la palabra. 2:8.
  7. En él se conjuga la historia, tiempo de Herodes. El cielo, la estrella. El gozo, la obra de Dios en la gente. La simiente de la mujer, su madre y el culto, le adoraron. 2:9-11
  8. La revelación. 2:12. Cuando hallan al niño se acaban las peregrinaciones de búsqueda e inicia la proclamación de la revelación. Otro camino es el signo más claro del arrepentimiento al que los hombres somos llamados para entrar al mejor destino de la eternidad. ¿Compró su boleto de regreso?

AL FINAL.

El viene pronto. No se necesita ser mago, sabio o profeta para afirmar: el viene y cumple sus promesas. ¿Lo esperamos? ¿Estamos como Herodes, sin importar si viene o no, asustado porque le acaban de avisar que ya llegó? ¿Estamos como los magos gozosos de haber visto la estrella, hallado el pesebre y encontrado al niño que es Rey, Salvador, Cristo y Señor? Mantengamos firme la convicción y la expectación e inminencia de que regresa el mismo que vino y se fue. ¿Por qué estáis mirando al cielo (las estrellas)? Este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo. Inminente, él regresa ya.

 

Comentarios

Comentarios